martes, 24 de julio de 2012

¿Te acuerdas de mí?

Me resbala si me odias o me amas. Si no soportas los domingos o si vas hablando mal por ahí de mí. Si eres victoria o fracaso. Si te sigue faltando cerebro o si te sigue sobrando de ahí abajo. No me han quedado cicatrices de la ostia que nos pegamos, ni refugios, ni paisajes, ni canciones que recordar. He vuelto a nacer y he vuelto atrás. Ahora soy invencible, imperfecta, sincera y rápida. Vuelvo a las andadas, que maravilla, ostia, quien me lo diría.

Fuck you, I'm happy.

Puede que no sea rubia, que no tenga ojos azules o claros, que no sea alta, que no tenga tipazo, que no me guste el plátano o las nueces.
Puede que no sepa bailar bien, que no tenga talento para el tango, que no me guste la música clásica, es más me duerme; puede que sea desordenada y un desastre, que pierda las cosas y las encuentre cuando ya no me sirven. 
Que me caiga con regularidad o tropiece continuamente, que me tengan que vendar una mano por un accidente muy absurdo, puede que no sepa controlarme demasiado cuando bebo, que me altere la Coca Cola y puede que me ilusione demasiado. 
Puede que le de demasiada importancia a cosas absurdas, que me guste que me abracen, puede que deteste la sopa o adore la ensalada. 
Puede que siempre se me olvide como se juega al póquer, o que sea mala jugando al ajedrez o a las damas; puede que sea una patosa, que grite al hablar y encima lo haga rápido. 
Puede que no tenga buena memoria, que sea mala con las mates y la física, que odie los números y que necesite los dedos para sumar 7 y 13. Puede que no me sepa el número de mi móvil, y que no sepa poner los acentos en francés; puede que lleve gafas y quizá necesite aparato y puede que no sea perfecta. ¿Y qué? ¿quién lo es? Soy feliz, que me sienta mejor.

miércoles, 18 de julio de 2012

Me quitaste la vida y me robaste todo el aire.

Yo también me he sentido frágil cuando alguien me ha mirado fijamente a los ojos. Yo también he visto como mi mundo se derrumbaba sobre mi espalda cuando menos fuerzas tenía para sostenerlo. Yo también necesito esa sonrisa para vivir, necesito mil motivos, mil susurros... para sobrevivir día a día.

martes, 17 de julio de 2012

La locura del pecado.

Quieres más besos, más alcohol, quieres fumar más, llegar más tarde, conocer a más gente. Quieres más libertad, ser más guapa, más especial, quieres ser la más deseada. Quieres tener a más tíos, quieres que él te quiera más, que te llame más, quieres que se obsesione más por ti.
Necesitas recibir más miradas, más piropos, y tener un grupo de seguidores aún más adictos a ti.
Deseas despertar más pasiones, más envidia, más celos, más rabia.
Quieres que la gente no te odie por tenerlo todo, pero siempre quieres más.

Una sensación volcánica.

Cuando una mirada cruza los límites establecidos, cuando te das cuenta de que siguen revoloteando mariposas en tu estómago cuando aparece con esa sonrisa perfecta, con esa mirada indescifrable.
Cuando reconoces esa risa que llevas oyendo desde que tienes uso de razón, esa forma de andar que serías capaz de descubrir en la oscuridad total.
Ahí es cuando te das cuenta de que conoces cada uno de sus defectos y cada una de sus virtudes, y que absolutamente, te encanta.

Improvisemos un guión definitivo.

Para que un ángel pueda volar: habla por encima del ruido, por encima de los coches y la lluvia. Y no sé porqué, pero él cambia mi forma de ver el mundo. Me mira y hace que piense en él constantemente. 
Es el único que me sostiene.
Y ahora estoy lista para soportar todo lo que venga si estás conmigo.

Sonríe, aunque duela.

Por mucho que el eco rebote en mi cabeza, las caídas sean más grandes, y los golpes, cada vez más fuertes que en este tiempo me caen, de todo laberinto se acaba saliendo.
Una mano me ayuda a levantarme todas las mañanas; son las ganas de vivir, de soñar y crear un futuro en el que todo va bien.

Entradas populares

Seguidores

Datos personales

Free Mustache Black Glitter - Pointer 1 Cursors at www.totallyfreecursors.com