sábado, 24 de marzo de 2012

Me diste esa rosa y me dijiste que volverías...


Hace tiempo me dijiste que te esperase, que volverías…Te creí…pero no sé si sirvió de algo, total, con todo lo que ha pasado hasta la fecha,y aún no me has demostrado que me quieres, pero aún así, te lo prometí, te prometí que te esperaría y eso estoy haciendo, ESPERARTE.
Pero, han pasado tantas cosas, tantas cosas han cambiado, que tengo miedo, tengo miedo de que te quedes con ella…tengo miedo de que me quede esperándote toda la vida, de que tenga que verte toda la vida con ella y de que no pueda hacer nada para cambiarlo, porque te prometí que te esperaría, que no me metería entre tú y ella.
Tengo miedo de que las cosas cambien aún más, tengo miedo de olvidarte. Sí, en realidad ese es mi mayor temor, olvidarte. Que me canse de esperar y me vaya con otro y después, cuando sea demasiado tarde vengas tú, a buscarme.
Cuando me dijiste que te esperase, me diste esa rosa, y me dijiste que volverías, está empezando a marchitarse, y aún no hay rastro de tu sonrisa.

viernes, 23 de marzo de 2012

Me comenzó a doler...


Comenzó a doler cuando la guerra pasó a las sábanas,
cuando jugamos a darnos la espalda y a convertir en dardos las palabras.
Cuando de tanto tirar y aflojar, en vez de deshacerse los nudos del estómago, se nos fueron a la garganta, y de ahí siempre ese maldito silencio tuyo.
Comenzó a doler cuando dejó de existir un nosotros y un mañana, y se acabaron los helados en la cama.

martes, 20 de marzo de 2012

Prefiero fumarme el arco iris


Se oye el chasquido de la piedra de su mechero, la llama fluye...
Sus labios sostienen delicadamente aquel cigarro blanco, sencillo, ese humo ahogado con ese olor tan fuerte.
Sin embargo, yo abrí mi bolso y saqué mi pequeña caja de cigarros de diferentes colores: rosa, violeta, azul, naranja, verde, amarillo, rojo...
No soy de esas que suelen tener cosas convencionales, prefiero experimentar y no vivir siempre en una misma rutina, prefiero vivir la vida de colores antes que vivir la solo en blanco, prefiero  fumarme el arciris.

miércoles, 14 de marzo de 2012

#Equivocada...


Se asoma a la ventana, sigue siendo la misma chica de ayer, pero está cansada de serlo, piensa que es hora de cambiar, pero no se ve capaz. Sabe que se está equivocando pero no encuentra ninguna solución, haga lo que haga está perdida. Cerró los ojos con fuerza y dejo volar su imaginación. Se preguntaba cómo sería su vida si fuera una película, si ella fuese esa Julieta enamorada hasta las trancas de un joven apuesto que le prometerá amor eterno, pero ni siquiera el contaba con que un día se cansaría de su amada Julieta, y entonces él, tras un impulso se irá, se irá para siempre sin darle una explicación, la abandonaría a su suerte, en una vieja autopista, entonces solo le quedaría Paris, que iría a buscarla, pero él jamás le haría sentir viva, el jamás sería ese Romeo por el que vale la pena morir. Entonces volvió a la realidad, sabiendo que ni siquiera la película de su vida hubiera tenido éxito.

lunes, 12 de marzo de 2012

Me di cuenta de que tú no eras para mí.



¿Y qué quieres que te diga? Cuando te vi allí, con ella, abrazándola, rodeando sus caderas con tus fuertes brazos, comiendo su cuello a besos y hundiendo su cara contra tu pecho, sentí que no iba a aguantar mucho más tiempo viendo aquella situación, que no era posible seguir mirándote en aquellos momentos sin derrumbarme cada segundo un poco más. Pero por otro lado, no podía parar de mirar, no podía dejar de saber si al fin y al cabo vuestros labios se iban a unir formando una única persona, un único ser.
Mi corazón me decía que dejase de mirar, que no siguiese haciéndome daño, pero en cambio mi cabeza me decía que mirase, que tal vez entre tanta amargura quedase un pequeño resquicio por donde surgiese la esperanza, y es que el corazón y la cabeza no se llevan bien, aunque lo intentan. Y esperé y esperé durante un tiempo que se me hizo eterno, buscaba un atisbo de esperanza, pero no llegó, en este caso la esperanza me dio plantón, me dejó tirada, me olvidó, y en su lugar llegó el momento al que tanto temí. La besaste. Vi como recorrías sus labios con soltura y sutileza y me di cuenta de que tú no eras para mí, de que siempre las prefieres a ellas.

Entradas populares

Seguidores

Datos personales

Free Mustache Black Glitter - Pointer 1 Cursors at www.totallyfreecursors.com