domingo, 29 de enero de 2012

Me pones de los nervios.


Me pone de los nervios que no me hagas caso, que me ignores cuando te conviene y que me tortures sin hablarme cuando se te pasa por la cabeza. Es que me ponen de los nervios tantas cosas tuyas que tal vez lo mejor sea olvidarte, pero por más que lo intento no puedo. Me pone de los nervios que tenga que pensar en olvidarte pero es que no me queda otra opción. Que es que cuando te veo con otras se me trastoca la cabeza, se me nublan las ideas y se me agrietan las paredes del estómago. Me da vueltas la cabeza y siento que me mareo.
También hay otras cosas tuyas que me ponen de los nervios, pero esas si me gustan. Me pone de los nervios que te me acerque y me digas tonterías sin ningún fundamento al oído. Me pone de los nervios que digas guarradas para verme la cara de asco, sí, esa misma de la que te ríes una y otra vez. Me pone de los nervios que me imites y te rías porque me enfado. Me pone de los nervios que me trates como a una niña pequeña que no sabe lo que tiene que hacer en momentos serios. Me pone de los nervios que te pongas pesado con un tema y me trastornes la cabeza, una y otra vez, con la misma frase durante todo el día. Me pone de los nervios que hagas tonterías y me empujes, que me hagas cosquillas y me cojas. Sí, todas estas cosas me ponen de los nervios, pero sin ellas no sabría vivir, no sabría vivir sin esa sensación de que estoy metida en una montaña rusa constantemente. No sabría vivir sin sentir que el corazón se me desboca y sin sentir que bombea la sangre a la velocidad de la luz.
Existen muchas maneras de ponerme de los nervios, pero unas me hacen sentir bien y otras mal. No sé, tal vez sea cosa mía, y al resto del mundo los nervios siempre les saquen de sus casillas, pero, ¿qué queréis que os diga?, yo a cada segundo que estoy con él me pongo de los nervios, pero no sabría vivir sin esos nervios que suben y bajan por todo el cuerpo, que me trastornan. Esos nervios que me vuelven loca.

No voy a permitir que estés así.

¿Sabes? Ya no sé como animarte, pero una vez te prometí que me tendrías a tu lado para siempre, y ten por seguro que así será. No voy a dejar que sigas ahogándote en esa mierda, ni en ninguna otra.
Quiero que seas la persona más feliz del mundo, sí, ya sé que en estos momentos piensas que eso es imposible, pero… Tan solo tienes que recordar todos esos momentos que pasamos juntas, todas esas risas que conseguimos provocarnos la una a la otra y todas esas tonterías que hemos hecho a lo largo del poco tiempo en el que nos conocimos.
Sí, ya sé que es bastante complicado salir del fondo de un pozo, pero tienes que intentarlo, ¿qué digo?, ¿qué tienes que intentarlo?, ¡NO!, ¡TIENES QUE SALIR!
Tienes que saber que te quiero como a nadie y que no quiero volver a verte así. Voy a hacer todo lo que esté a mi altura para que salgues de ese negro pozo.
Tequiero.

sábado, 14 de enero de 2012

Es como tener Coca Cola corriendo por las venas.


+ Echo en falta sus miradas, sus sonrisas, cuando su mano se roza con la mía...
- ¿Cómo? No entiendo, hace cinco minutos que lo viste por última vez...
+ Y ya le echo de menos, así que... ¡IMAGÍNATE!
- Pero a ver, ¿tú estás segura de que le quieres?
+ No, no lo sé. Es que me llevo bien con él, y ya no sé lo que siento...
- Pero, tú cuando le ves, ¿qué sientes?
+No sé como explicarme... A ver, cuando le veo aparecer, el corazón se me desboca, bombea sangre a la velocidad de la luz e incluso se me intenta salir del pecho. Cuando se acerca y nuestros ojos se miran fijamente y nuestras narices se rozan durante unos segundos siento que me desvanezco, se me olvida respirar. Cuando viene a abrazarme me siento como en casa y lo único que deseo es que no me suelte nunca, y tiemblo, tiemblo como una idiota al imaginarme todo eso...
- Ya... y cuando no le ves, ¿qué sientes?
+ El mundo se para, mi corazón deja de latir y la sangre se me congela. El sol se desvanece y el cielo se pinta de nubarrones negros. Siento como si me rasgaran el cuerpo en dos con una navaja y me clavaran pequeños cuchillos en mi pecho...
- Pero, ¿tú estás segura de lo que estás diciendo? ¿Estás segura de que cuando le ves sientes todo eso?
+ Sí, de eso sí que estoy segura. Es como tener Coca Cola corriendo por las venas.
- Amiga... yo no veo otra explicación más que esta, estás enamorada hasta las trancas. Tu vida se basa en ese chico, para ti la vida ES ese chico y no te queda otra más que aceptarlo, por que créeme, sin él no podrás vivir.

Quiero estar contigo para siempre.



No quiero separarme de tu lado, porque tus abrazos hacen que sienta que estoy protegida, porque tus besos me siguen provocando esa locura que se descontrola por todo mi cuerpo, porque tus caricias me ponen la piel de gallina día tras día, porque da igual el tiempo que pase contigo, porque nunca me canso de tu cuerpo, de tu sonrisa, nunca me canso de ti. Porque si por mí fuera me pasaría el día contigo, sumida entre tus brazos, sintiendo tu respiración en mi cuello, evitando que tus labios y los míos se separen…Me pasaría la noche metida en tu cama, notando como me estremezco cada vez que rozas mi piel, cada vez que me acaricias.
Voy a dejarme la piel en quererte y el corazón en amarte... Te quiero

Entradas populares

Seguidores

Datos personales

Free Mustache Black Glitter - Pointer 1 Cursors at www.totallyfreecursors.com