miércoles, 20 de marzo de 2013


No te aferres al pasado ni a los recuerdos tristes. No reabras la herida que ya cicatrizó. No revivas los dolores y sufrimientos antiguos.
¡Lo que pasó, pasó!
De ahora en adelante, pon tus fuerzas en construir una vida nueva, orientada hacia lo alto, y camina de frente, sin mirar atrás.
Haz como el sol, que nace cada día, sin pensar en la noche que pasó.


Juguemos a que nos tenemos desde hace tiempo, a que nos pertenecemos sin freno, a que sabes clausurar mis labios con la miel de tus besos.
Yo soy una polilla y él la luz, y voy a quemarme. 
Lo sé.

Supervivencia.


Porque nadie puede saber por ti. Nadie puede crecer por ti. Nadie puede buscar por ti. Nadie puede hacer por ti lo que tú mismo debes hacer. La existencia no admite representantes.

La confianza es algo muy frágil. Una vez ganada nos aporta una gran libertad, pero cuando la confianza se pierde, es casi imposible recuperarla. Aunque la verdad es que nunca se sabe en quien podemos confiar. Nuestros seres más queridos pueden traicionarnos, y unos desconocidos pueden acudir en nuestro rescate. Al final la mayoría de la gente decide confiar solo en sí mismo.
Sin duda es la forma más sencilla de no quejarse jamás.

sábado, 2 de febrero de 2013

“Siempre hay un momento en que el camino se bifurca. Cada uno toma una dirección, pensando que al final los caminos se volverán a unir. Desde tu camino ves a la otra persona cada vez más pequeña, no pasa nada , estamos hechos el uno para el otro, y al final estará ella… pero al final sólo ocurre una cosa, llega el puto invierno, y de repente te das cuenta de que todo a terminado, de verdad, ya no hay vuelta atrás, lo sientes. Y justo entonces intentas recordar en que momento comenzó todo, y descubres que todo empezó antes de lo que pensabas, mucho antes. Y es ahí justo en ese momento cuando te das cuenta de que las cosas sólo ocurren una vez.”

martes, 16 de octubre de 2012

No eres la talla de tu sostén ni eres la anchura de tu cintura. No eres el color de tu pelo, el color de tu piel o el color de tu lápiz de labios. No te defines por la cantidad de atención que obtienes de los hombres o de las mujeres. No eres la foto de perfil que tienes, ni los me gusta que puedes obtener. No eres ese diminuto vestido rojo. No eres el piercing de tu ombligo, ni el aro que puedas tener. Eres las cosas con las que sonríes y las palabras que dices. Eres los sentimientos y los pensamientos que tienes. Eres hermosa no por la forma de tu cuerpo, sino por la calidad de persona que eres.

Entradas populares

Seguidores

Datos personales

Free Mustache Black Glitter - Pointer 1 Cursors at www.totallyfreecursors.com